C/ Peñaranda de Bracamonte 69, Ensanche de Vallecas Llámenos: 91 290 22 33 // 602 214 144

Bebes, Ejercicios para Torticolis

1. Tortícolis: Estimulación de los giros de la cabeza, boca arriba

Cómo hacerlo:

Con el bebé boca arriba, cogeremos un juguete u objeto llamativo, y lo iremos cambiando de lado al mismo tiempo que hablamos al bebé.

Para qué sirve:

Estimular el giro voluntario del bebé le ayudará a tener un movimiento completo del cuello.

2. Tortícolis: Estimulación de los giros de la cabeza, boca abajo

Cómo hacerlo:

Con el bebé boca abajo, cogeremos un juguete u objeto llamativo, y lo iremos cambiando de lado al mismo tiempo que hablamos al bebé.

Para qué sirve:

En esta posición, el bebé tiene la cabeza libre y sin apoyos en ninguna superficie, que es una de las recomendaciones que se dan en caso de tortícolis o plagiocefalia.  Además, favorecemos que adquiera el control cefálico, que en estos casos suele ser deficitario.

3. Tortícolis: Estiramiento en rotación del cuello

Cómo hacerlo:

Con el bebé boca arriba, cogemos suavemente la cabeza de bebé y la giramos hacia el lado al que le cuesta realizar el movimiento, sin forzar. Mantenemos 20 segundos, repetimos 2-3 veces.

Para qué sirve:

Este movimiento ayuda a estirar el músculo ECOM, , y favorecemos que el resto de movimientos del cuello se normalicen.

4. Tortícolis: Estiramiento lateral del cuello

Cómo hacerlo:

Con el bebé boca arriba, cogemos suavemente la cabeza de bebé y la inclinamos hacia el lado al que le cuesta realizar el movimiento, sin forzar. Mantenemos 20 segundos, repetimos 2-3 veces.

Para qué sirve:

Con este movimiento estiramos el músculo trapecio, y favorecemos que el resto de movimientos del cuello se normalicen.