Hoy vamos a empezar con una lesión muy común en el hombro, la famosa” tendinitis del supraespinoso”.

Lo primero que tenemos que saber es ¿qué es un tendón?. Un tendón se define en anatomía como un haz de fibras conjuntivas que une los músculos a los huesos. Por supuesto el más conocido por todos es el tendón de Aquiles, que se sitúa en la parte posterior del pie, y que también es fruto de lesiones, pero eso será material para otro artículo.

Vamos a centrarnos en los tendones del hombro, en lo que se viene a llamar manguito de los rotadores.

En la parte posterior del hombro tenemos tres músculos de gran importancia para llevar a cabo los movimientos de la articulación:

Supraespinoso

Infreaspinoso

Redondo menor

Estos tres músculos se "agarran" a la cabeza del hombro como si una mano de tres dedos abrazara una bola, siendo estos tres dedos los tendones correspondientes.

¿Cómo se produce una tendinitis?

Las tendinitis vienen provocadas por realizar un movimiento repetitivo y sostenido en el tiempo sobre una articulación, en este caso el hombro.

¿Por qué el supraespinoso?

Si os fijáis en la imagen superior, el tendón del supraespinoso pasa por debajo de un hueso denominado acromion. El espacio que tiene este tendón para pasar ya es de por sí pequeño, de manera que, si hay inflamación, el roce será mayor y el tendón se sigue irritando.

Lo podemos identificar obviamente, con un traumatólogo, mediante exploración no ya física, sino mediante pruebas como una simple ecografía. Particularmente con esta prueba, aunque no es tan precisa y se ve tan bien como una resonancia, se puede comprobar fácilmente si hay inflamación. Normalmente los tendones del hombro se ven muy bien con esta prueba, y el médico encargado de la misma lo puede identificar sin problemas.

Y si me diagnostican esa tendinitis... ¿qué hago?

Si la tendinitis nos la ha provocado nuestra práctica deportiva debemos parar. Los tendones son exageradamente fuertes, pero lamentablemente el flujo sanguíneo por los mismos es mínimo, de manera que tomar anti inflamatorios puede mejorar un pelín el dolor o molestia. Un ibuprofeno pasa al torrente sanguíneo, y se reparte por el cuerpo. Lo que le puede tocar a ese tendón del hombro es muy poco. Por tanto, lo ideal es acudir a un especialista.

 

Alejandro Santodomingo Bueno

Fisioterapeuta

Nº Col. 11700